Recurso Preventivo

El Recurso Preventivo es una figura  aparece como obligatorio en la Ley 54/2003, que reforma el marco normativo en Prevención de Riesgos Laborales, y establece que todas las empresas en las que se desarrollen trabajos de especial peligrosidad y en las que se modifiquen las condiciones de trabajo, deben tener presente a una persona que se encargue de velar por la prevención de riesgos laborales, como un recurso preventivo más de la empresa.

La posterior publicación del RD 604/2006, por el que se modifica el RD 39/1997 y el RD 1627/1997, define de forma completa, los casos en los que es necesaria la designación  del recurso preventivo, su integración en el modelo de prevención de la empresa, y sus principales funciones.

Definición

Se entiende por Recurso Preventivo, la presencia de uno o varios trabajadores, independientemente de la modalidad preventiva existente en la empresa, que tienen formación en prevención (como mínimo, nivel básico), y con la capacidad suficiente, conocimientos y cualificación suficiente para apoyar y reforzar la prevención. El recurso preventivo, por tanto, es un elemento de apoyo e impulso a la prevención presente en las empresas en las que se realicen actividades peligrosas, entre las que se encuentran las obras de construcción.

Funciones

El legislador pretende garantizar la seguridad y salud laboral en cada puesto de trabajo, y capacitar a determinados trabajadores para que puedan ejercer funciones en materia preventiva y servir de interlocutores en las diferentes fases del trabajo con otras contratas y/o trabajadores.

Legislación de referencia

La Ley 54/2003 define de forma genérica los supuestos que son necesarios para la designación del recurso preventivo y son desarrollados en el Real Decreto 604/2006.

El RD 39/1997 por el que se aprueba en Reglamento de los Servicios de Prevención establece los casos concretos en que se requiere la presencia de los recursos preventivos en la empresa.

El RD 171/2004, recoge la necesidad de coordinarse en los casos de que existan diversas empresas, empleando para ello personal designado por cada empresa.

El RD 604/2006, ya mencionado anteriormente, modifica el R.D. 39/1997 y lista los casos en los que son necesarios los recursos preventivos.

Situaciones  en las que es obligada la presencia del recurso preventivo

(Artículo 32 bis de la Ley 31/1995 + Ley 54/2003)

La presencia en el centro de trabajo de los recursos preventivos, cualquiera que sea la modalidad de organización de dichos recursos, será necesaria en los siguientes casos:

1. Cuando los riesgos puedan verse agravados o modificados en el desarrollo del proceso o la actividad, por la concurrencia de operaciones diversas que se desarrollan sucesiva o simultáneamente y que hagan preciso el control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo.

2. Cuando se realicen actividades o procesos que reglamentariamente sean considerados como peligrosos o con riesgos especiales.

3. Cuando la necesidad de dicha presencia sea requerida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, si las circunstancias del caso así lo exigieran, debido a las condiciones de trabajo detectadas.

Se consideran recursos preventivos, a los que el empresario podrá asignar la presencia, los siguientes:

a. Uno o varios trabajadores designados de la empresa.

b. Uno o varios miembros del servicio de prevención propio de la empresa.

c. Uno o varios miembros del o los servicios de prevención ajenos concertados por la empresa.

Cuando la presencia sea realizada por diferentes recursos preventivos éstos deberán colaborar entre sí.

Los recursos preventivos deberán tener la capacidad suficiente, disponer de los medios necesarios y ser suficientes en número para vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas, debiendo permanecer en el centro de trabajo durante el tiempo en que se mantenga la situación que determine su presencia.

Designed by: Yumasoftware.es