Simples pautas para mejorar tu salud en el trabajo de oficina

¿Nunca os han dolido las lumbares? Cuando llueve, hace humedad o después de un largo día de trabajo en la oficina o simplemente navegando un rato por Internet desde vuestro ordenador personal. A mí personalmente sí.

El uso de los ordenadores se ha vuelto una constante en nuestras vidas, nos podemos pasar horas delante de ellos, tanto trabajando como navegando por internet y esto es una de la grandes causas de trastornos musculoesqueléticos que se suelen traducir en dolores lumbares y otras dolencias.

Por ello, este pequeño artículo, pretende dar unos consejos para mejorar el día a día, tanto en la oficina, como en tu propia casa.

Lo primero de todo, una buena silla, ésta debe poder ajustarse a la persona, permitiendo adoptar una postura con la espalda recta y que se apoye en el fondo del asiento, que sea relajada y permita que el cuello esté relajado. Además, debería poder ser ajustable en altura e inclinación, con apoyo lumbar, giratoria y apoyabrazos.

Otro de los grandes problemas es el espacio, muchas veces los escritorios y zonas de trabajo son demasiado pequeños, dejando poco o nada de sitio para movernos libremente y colocar todo a nuestro gusto. Una de las grandes recomendaciones es el uso de reposapiés, que permitan estirar las piernas y mantenerlas cómodas.

La pantalla debe encontrarse a una distancia mínima de 40 cm respecto a nuestros ojos y centrada, evitando así girar el cuello. El teclado, si es ergonómico mejor, a unos 10 cm del borde de la mesa, dejando así espacio para la muñeca. Además se recomienda el uso de un reposamuñecas o almohadilla para mantener la muñeca apoyada

Con estos simples cambios podemos evitar gran parte de esos dolores lumbares

Deja un comentario